BMW M8. Un GT para puristas.

Tras conocer la llegada del BMW Serie 8, le tocaba el turno a BMW M de poner la guinda del pastel a un gran turismo prácticamente perfecto. Se trata de la versión de altas prestaciones denominada M8, disponible tanto en la carrocería coupé como en la versión cabrio.

Estéticamente, el M8 se diferencia del M850i por una estética más agresiva, propia de la gama M de BMW pero sin perder la elegancia propia de un GT. Con hasta 625 cv, el M8 apunta directamente a rivales como el Bentley Continental GT o el Aston Martin DB11 sin olvidar al Mercedes-AMG S63 Coupé.

BMW M8 Competition Convertible 2020 1024 0f BMW M8. Un GT para puristas.

Mecánicamente se iguala con la gama M5. Monta el conocido propulsor de ocho cilindros en V Twin-Turbo de 4.4 litros de cilindrada. Al igual que en el M6 se ofrece en una versión “normal” y una versión Competition.

BMW M8 Competition Coupe 2020 1024 1a BMW M8. Un GT para puristas.

La tracción es integral configurable con un modo a propulsión donde todo el par es enviado al eje trasero. En el apartado dinámico del M8, prácticamente todo es personalizable. Todo esto hace posible que el M8 acelere de 0 a 100 en solo 3,2 segundos en su variante coupé y 3,3 segundos en su versión cabrio.

Víctor García Pérez

Deja un comentario